Ritual Energia Vital

Este Ritual se centra en el trabajo de la energía o fuerza Chi (Qi prana), concepto clave en la medicina tradicional china y en las terapias orientales (como el Reiki, Yoga y muchas otras). Tiene un significado muy global (respiración, aire, energía circulante por el cuerpo en todos los seres vivos, nutriente de los alimentos, gas, aliento, hálito, espíritu, etc). Es como la bioelectricidad que nos recorre. Lo que está claro es que sin Qi no hay vida, y en este sentido, la enfermedad es un  bloqueo del Qi.

El Qi fluye por nuestro cuerpo en una compleja red de canales llamados meridianos o nadis. La energía funciona como una envoltura etérica (con la misma forma que el cuerpo físico) llamada Aura. Los centros energéticos de este gran sistema son llamados “Chakras”. La palabra Chakra significa rueda en Sánscrito.

Son vértices giratorios compuestos por capas sucesivas de energía. Existen 21 chakras principales, y 7 chakras fundamentales que se concentran en 5 básicos, cada uno de ellos con una parte corporal anterior y posterior excepto el 1º y el 7º.

Todos están unidos por un canal energético que corre a lo largo de toda la espina dorsal. Las emociones están muy ligadas a los chakras: el primero se llama Corona, está en la cabeza y es el “yo soy” (sabiduría, inteligencia, ignorancia); el segundo, es el Tercer Ojo, en el entrecejo, y es el “Yo comprendo”; el tercero, está en la garganta y es el “yo hablo” (comunicación, deseos, sueños); el cuarto, el corazón, el “yo amo” (amor, curación, odio); el quinto, el ombligo, el “yo puedo” (confianza, autoestima, orgullo); el sexto, en la zona sacra, es el “yo deseo”; y el séptimo se llama Raíz, en la zona genital, y es el “yo tengo” (celos, fuerza vital).

Los chakras absorben y dan energía. Nos conectan con lo que nos rodea. Casi todos tenemos bloqueos en algún chakra, un punto de resistencia que no permite que la energía fluya. Eso es la enfermedad. Podemos desbloquear y mejorar nuestro estado de salud general. Cuando somos jóvenes, la energía de los chakras suele ser más viva y poderosa, envejecemos porque la vibración de los chakras se va ralentizando y disminuyendo. Si aumentamos la energía de los chakras, también podemos frenar el proceso de envejecimiento.

Además de las asociaciones de emociones y energía con los chakras, también se les asocia comúnmente con el sistema endocrino y sus glándulas. Estas forman parte de un importante sistema de control que afecta a la fisiología del cuerpo, desde el nivel celular hasta el sistema nervioso central. Los chakras tienen la capacidad de afectar nuestro humor y comportamiento a través de las influencias hormonales de la actividad central. Cada glándula endocrina está en contacto con un chakra. Las energías sutiles recibidas por los chakras se transforman en señales endocrinas que liberan pequeñas cantidades de hormonas a la sangre y afectan a todo el cuerpo físico. Así, cada órgano posee una frecuencia energética propia.

Este Ritual proporciona armonía y reequilibra cuerpo, mente y espíritu. No sólo por el trabajo de Chakras con las piedras piedras semi-preciosas o minerales que, según la cultura oriental están cargados de energía que se transforma e intercambia con las energías de la persona sobre la que se aplican, sino también por los Aceites Esenciales utilizados. Tienen muchísimas propiedades, neuro-olfativas relajantes, de bienestar, de aportación de vitalidad, optimismo, sensibilidad, etc. De ahí el nombre de este ritual, que asocia la Aromaterapia, la Gemología y la Espiritualidad oriental para lograr un estado completo de bienestar y equilibrio energético global.

 

Materiales necesarios para realizar el tratamiento:

Jabón neutro; Hidrolatos de Azahar, Rosas y Lavanda; Aceite Vegetal de Sésamo y Manteca de Karité; Aceites Esenciales (AE) de: Incienso, Enebro, Lavanda, Rosa Búlgara, Esencia de Bergamota; Geranio Egipto y Vetiver.

7 Piedras: Turmalina, Obsidiana o bien Ónix; Cornalina; Cuarzo Citrino o bien Ojo de Tigre; Cuarzo Rosa; Celestita; Soladita o Lapislázuli; Cuarzo Blanco o Amatista

Siempre deben usarse los Aceites Esenciales con conocimientos en Aromaterapia, ya que son productos altamente eficaces y potentes.

PASO A PASO:

1.- Bienvenida

Acompañaremos al cliente a la cabina, siendo el cliente el que vaya el primero. Seguidamente le ofreceremos beber algún té o agua, y a continuación le lavaremos los pies con el Jabón neutro. Una vez la piel limpia, pulverizamos con el Hidrolato de Lavanda.

2.- Limpieza de la piel

Una vez realizada la acción anterior, invitaremos al cliente a que se tumbe en la camilla. Tendremos a la persona en posición de decúbito prono. Limpiaremos toda la parte anterior del cuerpo por zonas, y una vez retirado el jabón, pulverizamos las extremidades con el Hidrolato de Azahar y en el tronco, con el Hidrolato de Rosas.

3.- Masaje relajante y Visualización

Realizar un masaje relajante con Aceite Vegetal de Sésamo y una vez absorbido, mientras el cliente descansa y está relajado en camilla, podemos realizar una pequeña técnica para dar energía positiva y luminosa al cliente evitando a la vez la absorción de su energía negativa.

Para protegerse: aplicarse una gota de Aceite Esencial de Hisopo en las manos y frotar; la vibración de este aceite es positiva, luminosa y protectora. Hemos de visualizar el sol y la luna en las manos, mantener esta visualización durante el proceso de la terapia, impedirán la absorción de las energías negativas y aumentará el poder del terapeuta. Una vez visualizado el sol y la luna, visualizar una luz azul muy poderosa que sale del sol y de la luna de vuestras manos, se une con la fuerza poderosa de los aceites esenciales, esta sinergia perfecta aumenta el poder de la terapia.

Es bueno conocer la polaridad energética del cliente. En estos casos podríamos hacer un test con Kinesiología y se podrían utilizar otros aceites esenciales más afines al cliente. Hay que tener en cuenta que los Aceites Esenciales que se han escogido para este Ritual son genéricos.

Mantendremos la visualización durante 10 minutos aprox.

Al final, visualizar una luz de arcoíris que nos envuelve a nosotros y al cliente, cerramos sesión cerrando el campo magnético y el aura.

4.- Trabajo de Chakras

Terminado el masaje, colocaremos en cada uno de los 7 chakras una gota de cada Aceite Esencial (AE) y piedras siguientes:

1er. Chakra: AE Vetiver / Turmalina, Obsidiana o bien Ónix

2º. Chakra: AE Geranio / cornalina

3er. Chakra: Esencia de Bergamota / Cuarzo citrino o Ojo de Tigre

4º. Chakra: AE Rosa / Cuarzo Rosa

5º. Chakra: AE Lavanda / Celestita

6º. Chakra: AE Enebro / Soladita o Lapislázuli

7º. Chakra: AE Incienso / Cuarzo Blanco o Amatista

Durante esta exposición de piedras y aceites, realizaremos un masaje craneal.

5.- Decúbito supino

En esta posición, repetiremos todo el protocolo anterior: limpieza y pulverización, masaje y exposición de piedras y aes.

6.- Finalización

Acabaremos este ritual con un masaje podal usando manteca de Karité.

Es importante recordar que no deben usarse en los tres primeros meses de embarazo, ni tampoco en periodos de lactancia y cómo no, los aceites esenciales siempre deben estar fuera del alcance de los niños. Todos los aceites esenciales nos ayudan a equilibrar el sistema nervioso, estimulan el sistema inmunitario y regulan el sistema endocrino, estos tres sistemas son el pilar de la salud del ser humano. Si tenemos conocimientos de esta maravillosa disciplina como es la Aromaterapia, podemos realizar protocolos de trabajo personalizados para cada necesidad y estado emocional.

ARTICULO PUBLICADO EN LA REVISTA :

www.expertosenspa.com/ritual-energia-vital-a-traves-de-los-chakras-por-yolanda-rico/

 

Contacto

Escuela de Aromaterapia Holística Yolanda Rico C/ Santa Joana d´Arc, 1
08032 Barcelona (Horta/Guinardó)

Metro linea 5 parada Horta, salida C/ Lisboa.
93.420.99.99/665.252.652 cursosdearomaterapia@outlook.es